Geografía

Geografía

Geografía

CONTEXTO FÍSICO. Está situado Azabal en La Hoya de la Sierra de Altamira, en su cara norte, y por tanto, en la umbría y zona más fresca, donde las fuentes y arroyuelos son frecuentes y resisten el estío de los más áridos veranos. Está en el umbral de la bella comarca hurdana, tan recia y tan diversa. El río de los Ángeles marca la frontera y forma uno de los valles hurdanos.

Su RELIEVE es inclinado por encontrarse en las faldas de las sierras mencionadas que son de poca altura y prolongación del Sistema Central, como todo el relieve hurdano. La estructura de estas montañas y las de todas Hurdes, presentan formas redondeadas, pues han sido desgastadas por la erosión a lo largo del tiempo. Son montañas viejas, quizá de origen herciniano y época terciaria. Algunos geógrafos, como Don Pedro Plans, dicen que son de estructura apalachense, y por tanto, muy semejantes a los Montes Apalaches de Estados Unidos. Los valles que forman los arroyuelos y ríos son más bien estrechos. Los suelos de estos entornos son arcillosos en su mayoría, pero se alternan con los pizarrosos en algunas zonas. Las aguas del río de Los Ángeles, del que Azabal equidista unos 200 metros, y de los demás ríos hurdanos, van a parar al Alagón. Todos los ríos hurdanos parecen tener vocación mediterránea, pues sus aguas enfilan dirección este, pero esos sueños se ven truncados ya que el Alagón, que nace en tierras salmantinas y cruza todas las Hurdes de norte a sur, engulle todas sus aguas y las dirige al oeste atlántico.

El CLIMA de estos entornos es mediterráneo: inviernos fríos, veranos calurosos. No muchas lluvias, entre 800 y 1.200 milímetros por metro cuadrado. Temperaturas medias anuales entre 14 y 17 grados. Este clima se ve suavizado por las influencias atlánticas que  penetran a través de Portugal y nos traen lluvias más frecuentes que en otras zonas extremeñas del interior.

El PAISAJE azabaleño es muy rico en la flora que presenta. Abunda el brezo, el tomillo, la retama, la jara, madroñeras, helechos y el espliego en su sotobosque. En su bosque alto se alternan robles, pinos, encinas, castaños y algunos alisos. En general es flora mediterránea al igual que su fauna formada por algunas águilas, gavilanes, perdices, mochuelos, erizos, jabalíes, zorros, conejos, etcétera. Antiguamente hubo lobos y al parecer, osos también, pues los colmeneros protegían sus colmenas con grandes pizarras verticales. Con referencia  a los lobos se cuentan historias peculiares como la de la niña que se perdió en Azabal hace ya muchos años y pasó alguna noche rodeada de "perros grandes", lobos al parecer, y un señor la protegía de ellos (San Antonio, contaba el pueblo). Existe también el cuento "El lobero de las Hurdes", que cuenta como el tío Nando se vestía de pieles para hurtar pistas humanas al olfato de los lobos, además de otras historias de temor y valor. 

POBLACIÓN. Actualmente ronda los 350 habitantes y, de hecho, hay más de 400.

Los pueblos más cercanos son Casar de Palomero, Pinofranqueado y Caminomorisco a menos de 5 kilómetros. Azabal está muy bien comunicado con todos ellos. Las distancias a Coria y Plasencia son similares, unos 55 kilómetros. A Cáceres 127, a Salamanca 134. La Autovía de la Ruta de la Plata se encuentra a unos 35 kms.

CONTEXTO SOCIOECONÓMICO. Los cultivos son la base de la economía azabaleña, pues sus suelos, al ser arcillosos, son muy aptos para el cultivo de toda clase de árboles, siendo el cerezo y el olivo las principales fuentes de riqueza. Sus tierras son un vergel de estos cultivos. Actualmente es el cerezo la principal base económica, estimándose que por los almacenes y puestos de compra, pasan más de dos millones de kilos de cerezas cada año. Ello da idea de los ingresos que obtiene esta zona azabaleña. Podemos afirmar que estamos en una zona privilegiada por la belleza del paisaje y sus cultivos. Así lo canta y evoca Julilán Delgado:

"¡Qué bello es nuestro paisaje, qué rica nuestra miel!
¡Qué bonita nuestra comarca
cuando se viste de blanco
con los cerezos en flor
o los brezos la torna cardenalicia!
¡Cuánta riqueza amasada,
qué sencillas y laboriosas son sus gentes!
Por todo ello yo evoco y canto
a los valores de esta tierra y sus gentes "

ASPECTO SOCIAL.

Los azabaleños son hospitalarios, acogedores; quien viene a Azabal se siente a gusto, y por ello, repite visita. El azabaleño es alegre, amable, recio y apasionado. Es dinámico, emprendedor; por ello hay almacenes varios, cooperativas, residencia geriátrica, apartamentos rurales. Azabal fue pionero en la traída y acometida de agua corriente a sus casas. Desde los años setenta se han  construido buenas viviendas y bien acondicionados gracias a aquella tarea. Azabal es un pueblo laborioso; los paredones de piedra sobre los bancales de sus fincas, son el símbolo presente del espíritu y grandeza del carácter trabajador de su gente. Es también un pueblo comunitario que se une y apiña en torno a lo que es progreso para el pueblo. La traída del agua desde las sierras a sus casas fue el símbolo de este espíritu comunitario y emprendedor, pues más de cuarenta hombres trabajando en ello, hicieron realidad la llegada del agua en tres días. Azabal es igualmente solidario, amigo de apoyarse y ayudarse.

AZABAL, ENTIDAD LOCAL MENOR. Forma parte del municipio de Casar de Palomero, pero desde 2006 tiene gobierno propio formado por una Junta Vecinal compuesta por cinco concejales, todo ello fruto de su carácter inquieto y dinámico.